Academia

¿Relaciones Públicas o Periodistas? Su posicionamiento como Marca y las dificultades del Colegio de Relaciones Públicas

Por Rafael Rivera. Relacionador Público

Desde hace algún tiempo, como alumno de la carrera de Relaciones Públicas, he realizado un seguimiento al Colegio Profesional de RRPP de Chile. Y me he encontrado con muchas dificultades al momento de saber o entender cuáles son las gestiones que realizan. Una de ellas es que no tienen una sede, cosa no menor, ya que cada solicitud debe ser canalizada por el sitio web, que a su vez adolece de información o actividades mismas de la carrera y del gremio en nuestro país.

Cuando entré a estudiar Relaciones Públicas lo primero que me dijeron es que un RRPP es la dirección y gestión de la comunicación entre una organización y sus públicos, de modo metódico y organizado. En mis días finales académicos del pregrado, he podido constatar que esta definición intrínsecamente abarca muchos temas. Algunos de ellos son las comunicaciones internas y externas. El liderazgo de equipos, el coaching. Gestión de imagen y branding y en esto último me quiero detener ya que el gremio, teniendo tantos expertos en la materia, no tiene un posicionamiento como Colegio en la sociedad ni mucho menos en la injerencia de los temas propios de la carrera a nivel Educacional (Relaciones profesionales) ni Ministerial(relaciones de gestión académica).

Una definición de branding de marca o de empresa, se puede entender como “el proceso mediante el cual se construye una marca, comprendiendo este como el desarrollo y mantenimiento de un conjunto de atributos y valores inherentes a la marca y por la que esta será identificada por su público. Este proceso debe analizarse y seguir una estrategia previa”.

Si el Colegio Profesional entendiera que este proceso es de suma importancia y que cada paso que diera hoy hasta convertirse en una marca potente, rápidamente sería reconocida y respetada como muchos otros Colegios Profesionales en el país.

Cuando escuchamos del Gremio de Profesores, Médicos, Contadores, inmediatamente pensamos en una estructura organizada, fuerte, con líderes que llevan a sus profesionales a estándares altos en sus materias. Ellos, sin ser especialistas en posicionamiento de Marca, han llevado a sus Gremios a ser respetados y valorados en muchos ámbitos profesionales, sociales y gubernamentales. Entonces, ¿Qué sucedió con el branding del Colegio de Relacionadores Públicos de Chile?

Un buen plan de acción para el posicionamiento del Gremio sería:

  1. Resaltar en todo momento los valores del Colegio.
  2. Generar credibilidad y confianza con sus pares y públicos externos.
  3. Fortalecer la identidad de sus productos o servicios.
  4. Diferenciarse de la competencia.

Esto, dado con el diseño y estética del logo o marca que estamos configurando o potenciando, es muy importante que toda la estrategia comunicativa, sea en redes sociales, en Internet o en el medio offline, giren en torno al plan estratégico previamente diseñado.

Es decir, como especialistas en la materia, podemos dar sentido de pertenencia, generar un impacto importante en el mercado, en las casas de estudios, en el mundo privado y otros sectores donde las relaciones públicas puedan ayudar, contribuir y aportar.

Otro tema en el que quisiera enfocarme en un tema contingente para los relacionadores públicos.

El directorio del Colegio de Relaciones Públicas, ¿son profesionales de la misma carrera?

Rápidamente, quiero mencionar que el Colegio Profesional de RRPP de Chile, una vez por año entrega un el Premio Nacional de Relaciones Públicas, premios que son descritos como “reconocimientos de esta disciplina a destacados profesionales de gran trayectoria en las Relaciones Públicas de nuestro país.

Para los colegiados, entenderán que es un premio de suma importancia y se espera que alguna vez en su vida como profesional de las relaciones públicas, se les otorgue el reconocimiento como tal por su trayectoria y aportes a la carrera, pero siempre pensados como Relacionadores Públicos.

Mi primera pregunta ¿Quién fue el ganador de este prestigioso premio en 2017? Increíble, pero la respuesta no fue publicada en el sitio del colegio hasta que escribí un artículo crítico al Gremio y colocaron dos notas de los ganadores casi dos semanas después del gran evento del Gremio. De hecho, es difícil encontrar con la persona que obtuvo el premio en algún otro sitio. ¿Extraño, no?

Ahora bien, sabemos que la directiva del Colegio Profesional está compuesta como un órgano ramificado. La presidencia está dirigida por la Sra. Silvia Santander. Pregunta, ¿Ella es Relacionadora Pública? Debería serlo, pero el perfil obtenido por el sitio de LinkedIn, señala que es Periodista de la Universidad de Chile, tiene un Diplomado en Humanidades (por la U. Adolfo Ibáñez) y un Magister en Comunicación y Técnicas Educativas (por la UNIACC). Su trayectoria en el campo comunicacional es notable. Añado un dato interesante, buscando las profesiones de los diez integrantes del Directorio del Colegio Profesional, solo pude dar con información de que tres de ellos son Relacionadores Públicos, los siete que quedan son: periodistas, ingenieros, cantantes, administradores públicos. Es decir, el 70% del directorio, no es de profesión a las Relaciones Públicas, pero si trabajan en ello.

Hay que mencionar un hecho importante sobre el ejercicio de las Relaciones Públicas en Chile. En nuestro país, la carrera de Relaciones Públicas no se impartía (esto entre los años 1900 al 1980). Existía un problema que debía ser cubierto y una solución fue hecha por medio de un dictamen de la Contraloría General de la República en 1959, que tiene dos objetivos: habilitar a los periodistas (con título colegiado) a ejercer el cargo de Relacionador Público, en cualquier institución fiscal, semi fiscal, municipal o de administración autónoma (Délano, 1990:89) y el ofrecimiento de cursos y seminarios de Relaciones Públicas dictados por entidades, que, mayoritariamente no ofrecían una preparación adecuada para enfrentar a los periodistas, ya que éstos contaban con un título universitario y una mejor preparación académica.

La carrera propiamente tal se comenzó a impartir a inicios de la década de los 80’ y recién el 26 de mayo de 1983, fue fundado el Colegio Profesional de Relacionadores Públicos de Chile con la finalidad de re-direccionar y legitimar la actividad, ofrecer capacitación a los asociados, ya que varios de ellos no poseían un título universitario; y apoyar el proceso de apertura del mercado. Pero el dictamen siempre quedó, por tanto, 37 años después de iniciar la carrera profesional, los periodistas siguen ejerciendo como Relacionadores Públicos y los problemas de la carrera aún persisten, ya que la tarea del Gremio, no ha sido satisfactoria.

Por lo tanto, “el ganador al premio es…” el Sr. Francisco Sólanich Aguirre. Obteniendo flamante premio nacional de Relaciones Públicas. Para saber un poco más de él, nuevamente recurrimos a nuestro amigo LinkedIn, quien nos indica que de profesión es Periodista (U. Gabriela Mistral) y tiene un Magister en Planificación y Gestión Educacional (U. Diego Portales).

Un dato muy curioso. Hasta antes del otorgamiento al premio, él era el Director de Carrera de Relaciones Públicas de la Universidad del Pacífico. Una semana después lo podemos encontrar como el nuevo Decano de la Facultad del Pacífico. Curioso, ¿no?

Luego de esto, quien sepa leer entre líneas y tenga conocimientos cognitivos pertinentes, la comunicación política y estratégica tiene un detallado programa de tácticas para lograr metas fijadas. Suena un poco extraño, pero bajo mi punto de vista, no es una mera coincidencia lo ocurrido. No quiero desmerecer el trabajo del Sr. Fco. Sólanich, conozco varias personas cercanas a él y sus referencias son excelentes.

Lo que no me parece es que el Premio Nacional de Relaciones Públicas otorgado por el Colegio Profesional de RRPP de Chile, vaya a parar a profesionales fuera de nuestra esfera como lo dice su nombre.

La gran inquietud que me deja todo esto es:

Primero, el Colegio Profesional de Relacionadores Público de Chile es poco claro en su actuar. La visión que comulga en su sitio web es: “El Colegio Profesional de Relacionadores Públicos de Chile aspira a ser reconocido como una organización líder en el ámbito gremial y un referente para todos los profesionales de las Relaciones Públicas en Chile y América Latina”. Llama la atención el hecho de aspirar a ser reconocido como un referente para todos los profesionales de las Relaciones Públicas en Chile y América Latina, cuando no hay en el mismo Colegio Profesional, un Cuorum de Relacionadores Públicos de profesión. Seguimos avalando que un Periodista pueda hacer las veces de un RR.PP., o que ellos mismos asuman como mayoría un directorio de un Colegio Profesional de Relacionadores Públicos siendo que son Periodistas (sólo haré mención a esto, ya que se pueden desmembrar otras problemáticas sobre la visión del Colegio).

Segundo. El propósito medular del Colegio es: “Contribuir a la validación y desarrollo de las Relaciones Públicas en Chile y por tanto, de los profesionales que la ejercen, como herramienta fundamental para comprender y facilitar el desarrollo nacional, empresarial, organizacional, comercial, académico y de la sociedad toda. Una pregunta que cualquiera se puede hacer… un periodista de profesión, ¿puede validar a un Relacionador Público? La respuesta sería No. Pero cuando detrás de ello lo dice el Colegio Profesional de RRPP de Chile (Compuesto en su mayoría por profesionales que no son de la carrera), queda validado… Contradictorio en sí mismo. En cuanto al desarrollo, no existe problemática, ya que la contribución y/o aportes a las comunicaciones, puede hacerse desde varias áreas ya sea empírica u ontológicamente.

Espero poder generar inquietudes en mis colegas, en los alumnos de Relaciones Públicas que están iniciando su gran proyecto profesional, en los que estamos a punto de egresar y titularnos, a los que ya son profesionales y ejercen y a los que no ejercen. Estas inquietudes, no solo son paradigmas de la profesión, van más allá de lo que podamos generar como profesionales, y mostrar nuestro interés al Colegio que nuestras necesidades, también son parte de ellos. Lograr abrir el diálogo y el debate proactivo para presentar mejoras y nuevas oportunidades para re-encantar a los futuros profesionales de nuestra carrera y que puedan cumplir el propósito medular de validar al profesional de Relaciones Públicas como tal.

Si el día de hoy me dirán la oportunidad de ingresar al Gremio de RRPP, diría que sí. Utilizaría mis capacidades profesionales para hacer un llamado general a los Relacionadores Públicos y comenzar a trabajar juntos para generar un sentido de pertenencia hacia la carrera. Con esto lograríamos abarcar mucho más el mercado y las casas de estudios para posicionar la carrera y generar una marca potente con liderazgo y estrategia. El desafío es grande y las ganas están. Quizá dirán que existe mucha energía y que con el paso del tiempo decaerá. Pero siempre debemos pensar que no solo somos un puñado, hay muchos que quieren construir algo y eso ha de hacerse con estrategia, analizando las oportunidades y planteando las mejoras.