Artículos Digital

Multa millonaria a Google por bloquear a rivales en publicidad

Se trata de la tercera sanción que la Comisión Europea le impone a Google, ¡entérate!

Google tiene una nueva multa. Ahora ésta viene por parte del regulador de libre competencia de la Unión Europea, quien impuso una multa de mil 490 millones de euros a Google por considerar que impedía una competencia justa a sus rivales en la publicidad que aparece en las búsquedas.

Se trata de la tercera sanción que la Comisión Europea le impone a Google, en dos años. El total de dichas multas asciende al monto de 9.300 millones de dólares.

En un comunicado, la Comisión Europea dijo que dicha multa representa el 1.29% del volumen de negocios de Google en 2018.

“Google ha consolidado su dominio en los anuncios de búsquedas en internet y se ha protegido contra la presión competitiva mediante la imposición de restricciones contractuales anticompetitivas a sitios web de terceros”, dijo la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

Este es un hecho que está afectando a páginas web, así como a periódicos o sitios de viajes, con una función que produce resultados de búsquedas y anuncios. AdSense for Search, de Google, proporciona dichos anuncios.

Anteriormente, la Comisión le ordenó a Google que pagara 4.900 millones de dólares por frustrar a los competidores. En 2017, impuso una multa de 2.700 millones de dólares a Google por utilizar su motor de búsqueda para dirigir a los consumidores a su propia plataforma de compras.

Hace unos días, Google dijo en su blog que estaba realizando cambios adicionales en su servicio basándose en los comentarios de la UE.

Prácticas anticompetitivas de Branding

Entre las prácticas que realizaba Google se encontraba el impedir que los editores incluyeran anuncios de los competidores en sus páginas de resultados de búsquedas, por lo que se les obligaba a reservar los mejores espacios en sus páginas de resultados de búsquedas para los anuncios de Google.

Además se les exigía solicitar la aprobación por escrito de Google antes de realizar cambios en el modo en el que se mostraban todos los anuncios rivales.

Esa sanción se produjo después de una multa de 2,420 millones de euros en 2017 que consideró que la empresa estadounidense daba ventajas a sus servicios frente a los competidores mediante la promoción de su propio servicio de comparación de compras en sus resultados de búsqueda.

Se trató de una multa récord, sin embargo, la cantidad no está inalcanzable para Google ya que esto lo genera en un poco más de dos semanas.

En esta ocasión, la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, dijo que Google impuso “cláusulas restrictivas” en contratos con páginas web de terceros que impidieron a sus rivales emplazar en ellos sus propios anuncios relacionados con búsquedas.

La investigación de la CE mostró que, desde 2006, Google incluyó cláusulas de exclusividad en sus contratos, de manera que se prohibía a las webs situar ningún anuncio de búsqueda de competidores en sus páginas de resultados de búsquedas.

Por su parte, el vicepresidente sénior de Google para Asuntos Globales, Kent Walker, prometió en un comunicado: “En los próximos meses haremos más actualizaciones para dar más visibilidad a los rivales en Europa”.

“Siempre hemos estado de acuerdo en que unos mercados sanos y pujantes interesan a todo el mundo“, insistió Walker y recordó: “Ya hemos realizado una amplia gama de cambios en nuestros productos para abordar las inquietudes de la Comisión”.

Vestager dijo que valora los cambios que ha dado la compañía para dar más presencia a sus rivales en el servicio de compras y afirmó que mantendrá el seguimiento de la evolución del mercado.